Close
Exit

El año pasado conocimos a muchas familias preciosas que nos han prestado su tiempo y su experiencia para aprender más acerca de cómo se vive un diagnóstico de cáncer en un hijo. Para nuestra Memoria 2021, les pedimos que nos dijeran qué era Unoentrecienmil para su familia. Y aquí os enseñamos algunos de los testimonios que nos dejaron.

JUAN

Belén y Carlos son los padres de Juan, un guerrero pelón valenciano que fue diagnosticado de leucemia antes de cumplir el año. Juan es fuerte como un elefante, y junto a sus hermanos, Carmen y Lucas, ha conseguido ir superando poco a poco cada reto que les plantea esta enfermedad. Nos han enamorado con su buen humor, sus sesiones de disfraces, las fallas de Valencia, y con miles de mensajes de oración y apoyo a su #TeamElephant.

RUBÉN

La familia de Rubén, un auténtico cohete de alegría nos ha contagiado esa fuerza que solo tienen los hombres y las mujeres buenas. Manuela y Jorge, comprometidos y auténticos, nos invitan a pasar por su Zafra, en Badajoz, para seguir compartiendo vida y esperanza. Ellos son la muestra de que la esperanza nos lleva a conseguir grandes logros, y nos cuentan la importancia de saber que la investigación salva la vida de niños como Rubén.

ALEJANDRA

Elena y Fran, papás de Claudia y Alejandra, son puro amor y vínculo con nuestra causa. Jamás han dejado de apoyarnos desde que nos conocimos. Hemos aprendido mucho de ellos, nos han dado su visión como padres de una niña de 9 años con leucemia. A través de ellos hemos podido conocer otras personas que nos han ayudado mediante donaciones o compromisos de empresa. Realmente es maravilloso tener cerca a personas tan acogedoras y auténticas.

LEO

Desde Lleida, Cris y Jordi nos presentaron a su pequeño Leo, un titán de los buenos que arrastra con toda su fuerza a miles de seguidores en redes sociales. Leo es pequeño y grande, el hermano mayor de Noah, la risa contagiosa de un niño lleno de vida, un remolino de alegría que nos acompañó a entregar la VIII Beca Unoentrecienmil y nos confirmó, allí mismo, que las quimios se habían acabado mientras jugaba con la que escribe a no pisar las rayas. Cris, su mamá, hace un ejercicio de concienciación brutal sobre la importancia de investigar, es una auténtica activista a la que nunca dejaremos de admirar.

Go top