En Reconstrucción

Con Guzmán me «Deconstruía»; con Martina todavía me estoy «Reconstruyendo»
¿Alguien ha visto un trozo de corazón por algún lado caído, que no lo encuentro?

18 respuesta a “En Reconstrucción”

  1. En la risa de esos dos superheroes que tienes por hijos, ahí se encuentra un poquito de corazón, en su mirada inocente y llena de sabiduria al mismo tiempo, ahí otro poquito, en cada día superado otro trozito, y dentro de ti otro trozo, escondido, recuperandose, llenandose de fuerza para salir de todo esto
    ánimo

  2. La verdad es que yo no creo que haya muchas personas con un corazón más grande que el vuestro; debe de ser por eso que no lo encuentras porque lo abarca todo. Un beso fuerte y mucho ánimo!!

  3. Familia, acabo de leer las últimas entradas que hablan de Martina y ha sido como zambullirme en un depósito de incredulidad, rabia y tristeza.

    Nadie merece eso, nadie… pero esta Martina, que ha sabido ocupar tan bien su lugar en el equilibrio familiar durante todo este tiempo. Que ha dado tanto y sin duda habrá sufrido tanto… ¡es horrible que le haya sucedido eso a ella, justo cuando toda la historia de Guzmán terminó!

    Sin duda, ahí estaremos mandando también para ella los mejores deseos y los mantos azules…

    (Aunque las historias ajenas no sirven de consuelo, nuestra ahijada sufrió quemaduras muy graves cuando tenía un año (le cayo una taza de te recién hecho encima). Estuvo casi un mes en el hospital. Hoy en día, apenas si descubres unas leves sombras en su piel blanquísima… no le han quedado marcas!).

    Ánimo, ánimo, ánimo!!!

  4. Hay momentos en la vida en que crees que el corazón no volverá a latir como antes, pero cuando se tiene una familia maravilloso como la tuya, a pesar de todo, tiene que seguir latiendo y con mas fuerza que nunca, se lo debes. Muchos ánimos.

    1. !Qué linda eres Marisa!sacas fuerzas para animar a Jose, con las palabras que, sin duda, tú te repites para convencer a tu propio corazón de que tiene que recuperar su ritmo. Dios te bendiga y haga que Jose y tú os recupereis pronto, aunque queden cicatrices

  5. ¡Es tan lógico que se te haya perdifo un trocito de corazón después de lo vivido! De todas formas, creo que, como las piececitas de los juguetes de los niños, el día menos pesado aparecerá detrás de las sonrisas de tus hijos, de sus bromas, de sus fuerzas… Ten paciencia, que seguro que aparece.
    Muchos ánimos para seguir adelante y esopero que Martina esté cada día un poquito mejor.

  6. Jose, perdónate. Los accidentes ocurren sin avisar, por eso se llaman accidentes. Una vez han sucedido, siempre pensamos en cómo podíamos haberlos evitado, pero eso normalmente no ayuda. Sólo atormenta más. Y como (de momento) no existe la manera de viajar atrás en el tiempo para impedirlo, nos queda una única opción: vivir hacia adelante.
    Tu puedes. Podéis. Y lo estáis haciendo.

    (Ahora que lo releo, igual lo que he escrito te molesta o te ofende de alguna forma. Discúlpame si es así…)

  7. Jose, mi hijo se quemó también pero con quemaduras de 1 y 2 grado, sé que las de Martina son de 2 y 3. También hubo escaras y esa desolación. Mi hijo tenía quince meses y nunca lo olvidaré. yo sentí que él había perdido la inocencia.
    Si con Guzman me solidarizaba con vosotras, pasándole esto a Martina entro en linea directa con vuestro sufrimiento por que lo conozco…es muy duro…y lo que tú dices, encima dando gracias…en su caso fue igual…un antebrazo y el pecho…
    os mando un recuerdo eso, en linea directa.

  8. Leí lo que le ha pasado a Martina hace tiempo pero no encontraba las palabras que os fueran útiles. Tampoco las tengo ahora pero me siento en la obligación de desearos que el tiempo pase rápido, que encontréis fuerza de donde sea para acompañar a vuestra niña también y que el sufrimiento de la pequeña sea lo mas leve posible. Un abrazo enorme. Patricia (El Sol Sale para Todos… Ya veréis que al final sale de verdad)

  9. Dicen que si no hay noticias eso ya son buenas noticias, pero en vuestro caso eso me tiene algo preocupada…Sabed que seguimos aquí, enviándoos pensamientos positivos. Ánimo y fuerza.

  10. Todo el amor de mi corazón, os lo mando. Sabéis que me tenéis para cualquier cosa y en cualquier momento. El sol brilla con fuerza este año, aunque todavía sea invierno, seguro que es para alegraros y daros energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *