Las cuentas de Guzmán

El sábado Guzmán se fue con su hermana a dormir a casa de la abuela y se nos olvidó meterle el pañal con el que suele dormir en la maleta. Llevaba varios días amaneciendo con el pañal seco, y ya habíamos dicho que cuando él estuviera preparado probábamos sin pañal.

La noche fue bien y amaneció seco, así que el domingo probamos en casa, con mucha ilusión por su parte, pero se mojó. El lunes volvió a estar seco, y el martes otra vez se mojó. 

Anoche, antes de dormir, le dice Eva: Guzmán, ¿has hecho pis? Ya sabes que es muy importante, para que no se te salga por la noche. Y me dice, con esa lengua de trapo: «Uy, es verdad, voy corriendo mamá, porque como me hago pis un día sí y un día no, y hoy me toca no, es muy importante hacerlo».
Y, tal y como había predicho, esta mañana ha amanecido seco 🙂

9 respuesta a “Las cuentas de Guzmán”

  1. ¡Qué bueno Guzmán! A Dani todavía le pasa, consecuencia creo de que cuando le tocó el cambio a seco estaba todavía con las quimios y la cortisona y no hubo control. Ahora el problema es que no hay manera de que se despierte ;). Muchos besos y mucha energía!!

  2. Me encantan estas muestras de "lateral thinking"… Así va a llegar muy lejos!!! jajajaja… La verdad es que es tan divertido y ocurrente que no me extraña que Guzmán genere tanto cariño espontáneo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *