Mi árbol de los problemas

Desde el momento en el que colgué la entrada del otro día, todo ha sido sensiblemente más sencillo. Los ojos de Guzmán con el antibiótico han ido mejorando, no hemos tenido que volver a Madrid porque no ha tenido febrícula y las sospechas de acabar en negativo estas vacaciones a las que les quedan tres días se van esfumando. Eso sí, el culete lo seguimos teniendo encogido de tanto susto a la vez. Seguramente hasta el martes que viene en el que pasará su control y veamos su analítica nos mantendremos ahí.

Esta claro que no todo se ha debido a escribir mi hartura el otro día, pero sin duda también ha ayudado. Por todo el apoyo que me habéis dado en 48 horas, por la energía positiva que seguro habéis mandado muchos y también por mi comunión con mis tripas.

De vez en cuando hay que encontrarse de nuevo con los miedos de uno y hablar directamente con ellos, para entenderlos, comprenderlos y aceptarlos. Y sólo así es cuando deciden, no se sabe muy bien cómo y por dónde, empezar a irse.

Esto me ha recordado un cuento que hacía tiempo no leía. En cierta medida este blog lleva siendo este año y medio, mi particular olivo centenario para centrarme en el ahora.

Gracias a todos. Muchas gracias.

El árbol de los problemas.

Había contratado un carpintero para ayudarme a reparar mi vieja granja. Él acababa de finalizar su primer día de trabajo que había sido muy duro. Su sierra eléctrica se había estropeado lo que le había hecho perder mucho tiempo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar.

Mientras lo llevaba a su casa, permaneció en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Nos dirigíamos a la puerta de su casa y se detuvo brevemente frente a un precioso olivo centenario. Tocó el tronco con ambas manos.

Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara sonreía plenamente. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. La energía había cambiado completamente. Posteriormente me acompañó hasta el coche.

Cuando pasamos cerca del olivo, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo visto cuando entramos.

– Ese es mi árbol de los problemas, – contestó
– Sé que no puedo evitar tener problemas durante el día como hoy en el trabajo por ejemplo, pero no quiero traer estos problemas a mi casa. Así que cuando llego aquí por la noche cuelgo mis problemas en el árbol. Luego a la mañana cuando salgo de mi casa los recojo otra vez.
– Lo curioso es, – dijo sonriendo – que cuando salgo a la mañana a recoger los problemas del árbol, ni remotamente encuentro tantos como los que recuerdo haber dejado la noche anterior.  

Maestro: si te centras en el ahora desaparecen todos los problemas.

Fuente: autor desconocido

20 respuesta a “Mi árbol de los problemas”

  1. Una maravilla de historia!!! me la llevo!!! Lei ayer tu post del otro día, pero no escribí. A mi me fastidia mucho que me digan no te preocupes cuando lo estoy, o no es nada, cuando para mi lo es….., y sé que se pasa pronto, pero me creo en el derecho a enfadarme de vez en cuando, y que conste que no comparo mis enfados con los tuyos, los míos son nimios y absurdos ;).
    Me alegra ver que ha pasado pronto, y que te ha servido el pensamiento de todos, los que han escrito y los que hemos rezado y enviado energia positiva a través del "espacio".
    Disfruta esos tres días de vacaciones, y afloja un poco el culete, que si algo tiene que ser será, y no lo mejorarás por estar asustado ya, y si al final no es nada….., habrás perdido tres preciosos días de disfrute con esa maravillosa familia que tienes
    Un millón de besos

  2. Gracias por compartir esta preciosa historia, me ha encantado.
    Disfrutad vacaciones, disfrutad mucho.
    Un abrazo fuerte y nos vemos hoy a las 22:30.

    ¿Me permites replicar esta metáfora en mi blog?

  3. Me alegro mucho de que todo vaya un poquito mejor y que podais seguir disfrutando de unos dias de vacaciones. Estas son necesarias para recargar pilas y para recuperar energia perdida por el camino. Vuestro camino no es un camino facil y es normal sentirse agotado en ocasiones. Espero que hayais podido descansar y desconectar, aunque sea un poquito.

    Besotes a los 4!!

  4. Hola Jose, no nos conocemos, te conocí ayer y esta noche me has estado contando el último año y medio de vuestra vida, y sabes? Ya os quiero, quiero a Guzmán, quiero a Martina, a Eva y a tí.
    Este blog será un recuerdo bonito, agridulce pero bonito, para Guzmán cuando sea mayor.
    Muchiiiisimos besos

  5. Últimamente tengo problemas para escribirte(se me bloquea el teclado en mitad de la frase), pero sigo muy pendiente de vosotros y me alegro muchísimo que estos días veáis las cosas de otro color y de que Guzmán este mejor. El cuento es una verdadera maravilla y todos deberíamos aprender de él, igual que aprendemos cada día de vosotros.
    Un abrazo fuerte para los cuatro

  6. como me alegra verte mas animado, el camino es dificil pero estoy segura que con tu energia positiva y con el Amor que que procesas a tu familia todo todo se solucionara. Rezamos a diario por vosotros y cada mañana al entrar en el ordenador busco buenas noticias vuestras. Besos, abrazos y energia positiva para los 4. LMG

  7. Yo sustituí el olivo por la almohada… la apreto fuerte y al día siguiente, ya no me parece tan importante lo que me preocupaba.
    Me alegro de que esta semana todo vaya bien.
    Un abrazo FORTÍSIMO, con F de Fabian

  8. Estoy pensando en plantarme uno en el balcón, porque no sé si la planta de mi vecina que está en la puerta podrá soportar todos los míos ;). No sabes como he comprendido la entrada anterior. Muchos besos y mucha energía para Guzmán especialmente pero también para ti y para Eva que sé cómo los están pasando.

  9. Acabo de leer tus dos últimos posts y me alegro de que al final todo quedara en un susto. Se necesita mucha paciencia y mucha fuerza para seguir luchando, pero vosotros tenéis ambas cosas y yo estoy convencida de que vais a vencer. Llegará el día en que podáis relajaros de verdad, ya lo verás.

  10. Impresionante! Ame el árbol de los problemas…lo voy a compartir con quienes conozco! Fuerza madre y no te sientas sola hay miles pasando lo que vos! Ser especial aveces no es bueno; se 1 en 100.000 no lo el! Pero como nosotros decimos "lo que no mata, fortalece!"
    Mi nombre es Laura y manejo una web contra el cáncer, somos de Uruguay… ojala podamos seguir en contacto!! https://www.facebook.com/UruguayporLIVESTRONG y http://www.uruguayporlivestrong.weebly.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *