#donamedula por todos los que todavía esperan…

Hoy no vengo a hablar de Guzmán, ni de nosotros. Hoy quiero que leais a Janire, escuchadla como si la conocierais, leedla como si el mail fuera destinado a vosotros. Necesitamos más donantes de médula, Monika ya no está para recibirla y que la salve, pero otros muchos esperan a que llegue. 

Por favor, haceros donantes de médula.

Entrada del blog de Janire: Viviendo con una enfermedad hematológica…

La vida nos viene regalada, y somos tan egoistas que no somos capaces de donar un poco de sangre que se regenera en 4 días para salvar la vida de alguien, que tiene el mismo derecho de vivir que nosotros.
—————————————————————————————————————————
Hace unos meses os mandé un mail pidiendo vuestra ayuda. Os contaba mi historia y en que consiste la donación de médula desde una perspectiva lo mas sencilla y exacta posible.
Desde entonces y hasta ahora, muchos habeis decidido haceros donantes. A vosotros os doy las gracias de corazón. Gracias por escuchar mi grito de socorro, aunque a algunos os costara reaccionar mas que a otros, entiendo que concienciarse de algo que desconoces en un primer momento cuesta su proceso.

Sin embargo, este mail va dirigido a aquellos que aún no habeis dado el paso. Me vais a perdonar, pero escribir es la única manera cuerda de la que ahora dispongo para expresar lo que estoy sintiendo. Escribir esto no es agradable para mí y supongo que no será plato de buen gusto leerlo, pero necesito expresarme y si teneis algun atisbo de cariño por mí, no os costará terminar de leerlo.

Hoy siento impotencia, dolor pero sobre todo mucha rabia……quiero que mireis la foto. Es Monika, una gran AMIGA. Ayer, 9 de febrero, perdía su batalla. Estaba en búsqueda de donante como yo. En diciembre, justo el día de la lotería, y ante la imposibilidad de encontrarle una médula, los médicos le encontraron un cordón. Que alegría nos llevamos!! Pero ya era tarde….estaba muy malita. Practicamente después de ese aviso ingresaba en el hospital con fiebres y una médula destruida de tantos tratamientos. El trasplante se lo hacían este mes. No ha llegado.
Es curioso que hasta el último momento tenía palabras de esperanza para mí, siempre me decía «no te preocupes Jani, que tu médula aparecerá». No bajaré los brazos, hoy me he levantado con una razón mas para luchar, además sé que esta conmigo, que me protege esté donde este. Un angel ha nacido, quizás nunca debió bajar del cielo…..

Llevo portando la bandera del DONAMEDULA desde hace casi 5 años, aunque este último año lo he hecho aún con mas vehemencia. A veces siento como si estuviera en medio de la calle gritando a pleno pulmon, y que precisamente la gente que pasa mas cercana a mí, pasa a mi lado sin hacer caso a ese grito de auxilio. Estamos insensibilizados, dormidos ante el dolor ajeno, por muy cercano que sea.

Quiero que mireis bien la foto porque quizás alguno de vosotros, no donantes, la podía haber salvado. Ya nunca lo sabreis. 

Toda mi rabia ahora es por saber que si hubiera encontrado ese donante sólo unas semanas antes, ella estaría viva. Toda esta rabia es porque no me escuchais. Esto no es una petición de dinero, ni de nada material. Es una petición de vida, que doneis un poco de vuestra sangre. Sin embargo parece que os pida la vida misma cuando lo que siento de corazón es que os he hecho un regalo descubriendoos la donación de médula. Y muchos habeis rechazado ese regalo.

Vivo en el intermedio entre personas como Monika que sufren y luchan por vivir y gente pasota, que no es capaz de llamar a un teléfono y pedir una cita para donar un poco de su sangre, que debe pensar que algo así no les puede pasar a ellos o a alguien cercano o quizás es que simplemente no sois conscientes de que en cualquier momento podriais necesitar tambien la ayuda de los demás para superar una enfermedad. A lo mejor estais vacunados y no lo sé. No me pidais que comprenda que el trabajo no os deja, que teneis miedo a las agujas, que vivis en el extranjero (que tambien se puede donar) o que no encontrais el momento. UNAS SEMANAS, unas semanas han supuesto una gran diferencia para Monika. Una chica de 30 años, que en nada se diferencia de mí o de tí, con sus planes y sus sueños, con una familia que hoy está sufriendo y con unos amigos que no dejaremos de portar su bandera, aunque tanto trabajo no esté dando todos los frutos que debería entre la gente mas cercana a mi, QUE ES LA QUE PRECISAMENTE MAS ME ESTA FALLANDO.

Este es un problema vital, yo podría ser Monika, desde luego tengo mas papeletas para serlo, sin embargo pido por todos los que lo necesitan, olvidándome muchas veces de que yo estoy en ese mismo saco.
No necesito vuestros ánimos porque he perdido un trabajo o porque he discutido con mi novio…aqui estamos hablando de malos momentos de los de verdad, de los que te das cuenta de quien está contigo y quien no, estamos hablando de un gesto que puede diferenciar la VIDA de la MUERTE de una persona. Me apena, pero sobre todo me asusta el pasotismo de algunos….muchos que ni siquiera respondisteis a mi mail anterior, cuando el asunto era claro «NECESITO TU AYUDA».

Sólo voy a decir una cosa mas, y siento ser tan dura pero es algo que me llevo planteando mucho tiempo, y con la muerte de Monika lo tengo claro. AQUELLOS QUE NO ESTAIS CONMIGO EN ESTOS MOMENTOS DE MI VIDA, TAMPOCO OS NECESITARÉ CUANDO LOS MOMENTOS BUENOS VUELVAN, y sé que lo harán. Si no sois capaces de aliviar mi sufrimiento, de dar un poquito de vuestra sangre para intentar salvar vidas de gente que necesita de vosotros, cuando sabeis que no hay cosa que me reconforte y me haga mas feliz, no vengais dentro de un tiempo cuando vuelva a sonreir para compartir mis risas y mis buenos momentos, porque esas risas y esos momentos van a ir dirigidos exclusivamente a la gente generosa, capaz de dejar de mirarse el ombligo, que es capaz de darse cuenta, que hay gente que está sufriendo, y que lo único que les hace falta, es un poquito de solidaridad y amor. Van a ir dirigidos a la gente que me está apoyando día a día, que me deja su hombro para llorar o que intenta sacarme una sonrisa.

Ahora la pelota está en tu tejado. Me gustaría recibir muchas respuestas a este mail, aunque supongo que es un mail de esos «incómodos» en los que la gente no sabe que decir.
Tampoco ha sido facil escribirlo pero como comprendereis no me queda mas remedio cuando la espada de damocles está encima de mucha gente como Monika. Ellos son mis amigos. Lo mismo haría por cualquiera de vosotros.

Llevo 10 meses esperando mi donante, 4 meses es el tiempo de media.

3 respuesta a “#donamedula por todos los que todavía esperan…”

  1. ojalá mucha gente se haga donante. yo me hice hace poco de sangre y medula, y creo que hice bien. solo hace falta un poco de solidaridad y ganas de ayudar, nada más.

    un abrazo fuerte para Janire

  2. Yo soy donante de sangre…y mi pareja tiene mayor recuento de glob rojos (operado de pulmón) y el remedio? donar sangre…el miedoso no se anima, asi que estoy por proponerle que el día de los enamorados vayamos a donar los dos juntitos 🙂

    Te leo desde hace muuuucho. Me alegro que tu peque este mejor!!!

  3. SOY DONANTE de todo (sangre, médula y órganos el día que no los necesite) y las dos tarjetas que lo certifican son mi mayor orgullo en la cartera. Yo seguía a Monika a través de Facebook y a través de sus mensajes aprendí a cogerle cariño, y la verdad que es un orgullo poder conocer personas valientes, luchadoras y sobre todo animosas. En el escrito que acabo de leer se puede ver que Janire es también de las personas que no se arrugan ante la vida y estoy segura que quien lo lea si no reacciona será porque realmente no puede donar o porque tiene sangre de horchata. A la gente con quienes hablo siempre les digo que LA FRONTERA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE PARA UNA PERSONA EN EL MUNDO ESTA EN QUE ACEPTES DARTE UN PINCHACITO. Mi mayor ilusión no es que me toque la lotería, es coger una llamada en la que me digan que alguien en algún lugar del mundo "me necesita"… ese día será el segundo día mas feliz de mi vida (el primero fue cada uno de la vida de mi hijo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *