18 días seguidos de carrerilla

El día 3 le hicieron a Guzmán la segunda transfusión de sangre, y desde entonces, no hace más que correr, saltar, reírse, contar chistes (¡¡¡“imagínate a un policía que dice: ¡alto! y se hace pis!!!), reírse más, mirar por sus prismáticos al derecho y al revés, querer montar en sus patines de los reyes magos, hablar, hablar y hablar, sin erres ni kas, decir trabalenguas en el coche con su hermana (“el pedo de san dote no tiene dabo pote damón dodíguez se lo ha dobado”)…

Y nosotros no hacemos más que reír, mirarle, disfrutar, reír, mirarnos, sonreír, y decir: ¡qué maravilla! ¡qué regalo!

Gracias a todos los que seguís mandando energía positiva, los que seguis rezando, meditando, los que seguís proyectado su imagen sano en vuestras mentes… los viernes a las 22:30 y todos los días.

Hoy está así por vosotros también, y mañana sanará del todo gracias también a vosotros.

14 respuesta a “18 días seguidos de carrerilla”

  1. recien los conozco pero les enviamos todo nuestro carino, que curioso encontrarlos porque recien hace una semana un amiguito cercano fue diagnosticado con leucemia, tiene 2 anhitos ademas que tiene sindrome de Down. Le voy a pasar el blog a su mama para que se guie y se apoye en tus relatos. Que Dios los bendiga!

  2. ¡Qué alegría tan grande, Jose! Y que siga la racha……. Seguiremos pìdiendo por ello todas las noches.
    Y a disfrutarlo, que la cima cada vez está más cerca.
    Un abrazo enorme para los cuatro.

  3. ¡Es magnífico! Seguid riendo y disfrutando con ese muñeco que tenéis. Ya habéis recorrido más de la mitad del camino y lo que queda seguro que va a estar cargado de muchísimas más rachas como ésta que de días bajos.
    Es una alegría sabemos a todos felices, la a verdad.
    Muchos besos para los cuatro de todo corazón

  4. No hay nada más bonito que ver a un niño reir, lo contagia todo de felicidad, y si además ha sido todo un tío fuerte en las penalidades, la alegría de unos padres se desbordará. Enhorabuena por esa racha, que sea larga y duradera, que cada vez vendrán más así hasta que todo quede en un horrible pesadilla en la lejanía. Felicidades.

  5. Ostras, qué entrada más chula! Esas risas salen del post y se oyen casi de verdad!

    Felicidades familia!!!

    Los ánimos y las imágenes de un Guzmán sano y feliz las mandamos casi sin querer… es como si hubiera un mecanismo de reciprocidad basado en el sentimiento y el buen rollo: a nosotros este blog nos llena de emoción (y al menos a mí me ayuda a sanar cicatrices y emociones que guardo dentro de mí) y de repente no se puede evitar una oleada de cariño y gratitud hacia todos vosotros -Guzmán, Martina, y sus papis!

    Gracias por hacernos partícipes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *