Arresto domiciliario

Hoy hemos ido preparados para el ingreso. El niño volvía a estar flojillo de todo un poco y no tenía ninguna gana del paso por la UCI, obligado para punción lumbar que le tocaba.

He llegado un poco tarde al hospi, directamente del curro, y me he encontrado ahí al pobre pegadito al rincón de un sillón de oncología, blanco como una sábana, viendo «Chuggingtown» en la tele de la sala de espera, mientras su mamá le hacía «aiti» (reiki, en idioma Guzmán), porque le dolía «la tipa». Ya le habían puesto el «porth-a-cath» y le habían cogido la muestra de sangre. Estábamos esperando al doctor para que nos confirmara que íbamos a bajar a la UCI para la punción lumbar, la triple intratecal, el ingreso y el cocktail de quimios, pero en lugar de eso nos ha dicho que «pa’ casa». Que tenía sólo 300 leucocitos, es decir, está más bajito que nunca de defensas, casi como al principio de todo, y que tuviéramos mucha precaución por lo neutropénico que está. En casa, sin visitas, con asepsia total… Y cuando Guzmán ha oído esto un resorte por dentro le ha despertado con efusividad:

1. Papá, ¿no vamos a la «USI»?
2. ¿Nos vamos a casa?
3. Papá quiero dos donus de chotoate
4. No, papá, quiero un heao de chotoate
5. No, papá, quiero un heao de donus de chotoate

Así que le hemos comprado dos «donus de chotoate» y Lucía, una amiga enfermera de la planta 2, le ha regalado un «heao de chotoate» y se ha ido más contento que unas pascuas… (y yo hablando de nutrición sana el otro día… en fin…)

Después de venir con el peque a casa, Eva y yo hemos ido al velatorio del padre de María, una amiga nuestra que nos está acompañando muy de cerca en este proceso. El mayor de los cariños desde aquí para ella y toda su familia. Mucho ánimo, mucha fuerza, os queremos.
Desde hoy Guzmán tiene un ángel más entre sus guardianes celestiales.

15 respuesta a “Arresto domiciliario”

  1. un gran abrazo en estos momentos más bajos, ya verás q pronto pasa todo y esto será sólo un mal recuerdo.
    Cuando te tocan cosas de este tipo aprendes a valorar las cosas importantes de la vida que antes no las valorabas-o no mucho- porque creías que era lo normal,
    Cosas como estar los 4 juntos en casa,sin preocupaciones médicas,los niños dando guerra en la habitación..
    Por eso, si algo va a perdurar de la enfermedad de Guzman para siempre es, eso, el valorar cada momento,el llegar de trabajar y ser superfeliz simplemente por tener la rutina de todos los días, ser feliz simplemente porque las personas a las que quieres están bien.
    hablo por propia experencia
    un saludo!

  2. Qué voz más dulce tiene Guzmán… me encanta.
    Ánimo Guzmán!! A ver si suben esos leucocitos y te pones bueno bueno!!
    Pero mientras haces bien, el chocolate es de lo mejorcito que hay!!! =)

  3. Hola Jose, las palabras "arresto domiciliario" suenan duras, pero parecen muy necesarias en estos momentos. Espero que no penséis que por eso Guzmán va a ser menos feliz, pensad como vosotros soléis pensar, que ese arresto en negativo es positivo, porque va a proteger a Guzmán de lo que pueda ser peligroso para él, y ahora toca asumir que es lo mejor…de momento, toca prudencia absoluta. Toca seguramente no ver buenos amigos, familia, no hacer vacaciones con todos, no a tantas cosas, pero después de eso, ¡tocará Guzmán curado! Ánimo mucho ánimo, de verdad.
    Guzmán es la cosa más dulce, en todos los senitdos. Un beso anorme, tb para Eva, un beso fuerte. ARRIBA.

  4. Si es que nada como el chocolate arreglalotodo. Es que Guzmán es un chico muy listo y sabía que en la USI no dan helados de mayores con palo y mucho chocolate. Es su truco para coger fuerzas. En poquitos días listo para ponerse bueno del todo. Irá todo bien.
    Un abrazo para María.
    Y un beso grande familia!

  5. bueno, pues a quedarse en casita los cuatro juntitos y a recuperar esas fuerzas Guzmán!!! con esos heladitos ricos, uhmmm…..desde aquí os mandamos mucho, mucho calorcito para que estéis muy agustito!!!! Muchos besos también para María…..

  6. Un besazo de gigante de nuestras niñas, de Ana y mío. Aunque en vuestra casa no nos veais, cuando penséis que no tenéis visitas y os sintais aislados, cerrad los ojos y veréis que nunca estais sólos. Si mirais con los ojos del corazón, como dice Nerea, veréis que un pedacito muy grande del corazón de tanta gente que os queremos está con vosotros, empujando hacia arriba con mucha fuerza el surtidor de defensas de Guzman y dispuesto a rellenar todos los huecos que queden de la casa o de la sala del hospital con todo el amor y la fuerza que tenemos dentro, y que, ahora mismo, va caminito caminito de vuestro nidito. Allá va …

  7. Entre la "usi" y el "chotoate" yo elegiría igual…no todos los escalones tienen la misma altura pero los vamos a subir todos…a ver cuando la levantan el arresto y vamos a darle un achuchón al peque.
    Besos para todos.

  8. Gracias Raquelc86 por tus palabras.
    Gracias Marta, Albertina por vuestro apoyo contínuo e incondicional.
    Gracias Bea, Aina, Irene por vuestro calor y cariño en vuestras palabras.
    Gracias Majé, Maite por vuestros abrazos.
    Gracias Rubia, Eva, por estar ahí.
    Gracias primos, gracias por ser tan majos.
    Gracias Javi de todo corazón por tanta energía positiva.
    Gracias Carlos, a ver si te podemos ver pronto también nosotros.

Responder a Maria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *