El gato tripi trapo

Hoy Teresa, la profe de Guzmán, ha venido a verle al hospital y además ha traído consigo un regalo difícilmente calculable en valor.
Le (/nos) ha representado el teatrillo que todos los días hacían en clase: El gatito tripi trapo. Es curioso la magia que tienen los cuentos, ese poder de transportar tu ser entero en un instante a otro lugar, a otro momento…
Mientras El gatito tripi trapo se llevaba a Guzmán volando “…andando rápido, andando lento y paseando por la hierba verde, merendando…”, a mi, entre foto y foto, me llevó a un mundo aún más mágico, me trasladó a ver de nuevo a Guzmán, en su cole, el septiembre que viene, con un año más y un pelo menos, viendo el teatrillo de su profe, escuchando el gatito tripi trapo, con esa misma melodía de fondo y con esa misma cara de felicidad… Y el poder de esa imagen, cura… y mucho.

Gracias Teresa

10 respuesta a “El gato tripi trapo”

  1. Ufff!! que pasada, me he emocionado… otra vez… que cole chicos, cada vez creo mas en ello y en lo que hemos elegido para nuestros hijos!! y Guzman nos lo contará el año que viene, bss

  2. Hola! desde hace unas semanas sigo su blog (también he visto el familiar y cómo llegó la noticia de la leucemia). Me siento muy identificada con ustedes, pues es muy dificil perder a un hijo sano. Hace poco más un año a mi hijo (entonces 3 años)le detectaron dos tumores cerebrales. En Mayo 2010 se los extirparon con una craneotomia muy complicada (ya de 4 años) Sentí que me moría porque los resultados del patólogo se retrasaban, nos explicaban todo lo que seria el tratamiento (quimios) en caso de que los tumores resultaran malignos (imaginense mi desesperación de sólo pensar en cáncer cerebral en un cuerpecito tan pequeño). Después de tantas súplicas a Dios, me dieron la sorpresa de que eran benignos. Ale tiene secuelas por la presión que le originaron esos tumores, él tiene ahora paralisis cerebral severa, pero todos los días celebro que está vivo y aquí conmigo.
    Ustedes también van a celebrar que su hijo estará sano, no tengan duda de eso!
    Mi blog:
    http://creciendoconale.blogspot.com/

  3. Gracias a vosotros por invitarme a pasar la tarde rodeada de trenes y mil dibujos. Por ese abrazo medio robado y con sonrisa vergonzosa que consegui de Guzmán.
    Por hacer que me reconciliase con ese cuento del que hasta hace nada estaba cansada de contarlo tantos dias.
    No tiene precio ver esa carita completamente entregado al cuento en el regazo de Eva 🙂 ni escuchar esa lengua de trapo contando de todo y bien alto.

  4. La tarde fue maravillosa, y como dice teresa, la carita no tiene precio.

    Atenas, me alegro mucho que estés por aquí. Gracias por compartir tu historia y a Ale con nosotros. Todavía no he podido profundizar mucho en tu blog, pero me parece increible tu energía.
    Sabes? unos de nuestro mejores amigos tienen a un niñito de la edad de Guzman con paralisis cereblal, que a su vez es uno de los amiguísimos de Martina y Guzmán, le hacen sonreir y les encanta a los tres. Ellos han sido para nosotros un ejemplo vital antes de que nos pasara esta historia, y tienen mucha culpa de cómo nos estamos enfrentando a este camino en cuanto a aceptación, energía y positividad.
    Enhorabuena por tu fuerza y gracias por aterrizar por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *