Close

Este domingo hemos vivido el partido del triunfo. Un golazo al cáncer infantil a favor de la donación de médula y un brindis por la vida con dos equipazos de lujo formados por pequeños superhéroes que se han enfrentado a un proceso oncológico. Lo de menos fue el resultado (5-5) entre el equipazo de finos estilistas de Málaga de AVOI –Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil que organizó excepcionalmente el torneo- y el conglomerado de jugones de pacientes de Madrid formado con la ayuda de diversas organizaciones como Medula Para Mateo y en la que en Unoentrecienmil tuvimos el placer de colaborar.

Era una cita a la que no podíamos faltar. Ejemplo de superación tras ejemplo de superación. Historias de inspiración que transmitían vida, ilusión y esperanza a la que pueden aferrarse sin duda familias a las que acaban de diagnosticar ahora cualquier tipo de cáncer y están en los hospitales ‘googleando’ para saber más sobre la maldita enfermedad.

Foto 15-4-18 20 48 25

Fue un partido de diversión, un encuentro inimaginable meses atrás cuando los protagonistas en el césped libraban el partido más importante de sus vidas con quimioterapias, radiologías y diversos tratamientos. Por eso en la banda no había dos bandos, solamente uno que celebraba por igual los goles de uno y otro.

Un choque para celebrar la vida, las pequeñas grandes victorias de lo cotidiano, para lucir “sonrisas por bandera” que dice el lema de AVOI y para concienciar de la importancia de la donación de médula ósea que tantas vidas puede salvar.

Algo de lo que buena nota tomaron los jugadores del Rayo Vallecano, Atlético de Madrid, Málaga y Alcorcón que hicieron además de ofrecer un auténtico espectáculo en su cuadrangular realzaron un pasillo a los otros dos equipos al saltar al terreno de juego para su partido en el campo del CD Spartac de Manoteras que ejerció de brillante anfitrión.

El partidazo de estos dos Dream Team de la vida que han batallado con leucemias, sarcomas de ewing, osteosarcomas, lipomas y tumores tuvo un ‘padrino’ de excepción como Paco Buyo, que no dudó en sumarse a la causa en el último minuto al coincidir con el equipo de AVOI en el tren. La causa merecía la pena y el legendario portero del Real Madrid dedicó su tiempo a saber más de los niños, derrochó simpatía y no paró de hacerse fotos con todos aquellos que se lo pidieron. No despejó ni un balón fuera.

Foto 15-4-18 20 45 58 (1)

Al contrario, ayudó como el que más a marcarle este gol al cáncer, un gol que es un canto a la esperanza, un espejo al que mirarse las 1.400 familias a las que diagnostican cada año un tipo de cáncer infantil en España. Es verdad que hay estadísticas crueles de niños que no logran salir adelante (un 20%) pero nuestro reto, nuestro sueño, nuestro objetivo en Unoentrecienmil es dotar de las mejores ‘equipaciones’ a nuestros mejores investigadores para ayudar a aumentar esa tasa de superación, esa tasa de esperanza de vida que confiamos en que no dentro de mucho llegue al 100%.

Algo que solo será posible si entre todos seguimos ayudando para que esta terrible enfermedad se cure.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

Go top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies