Close
IMG_1895

La I Beca Mujeres Que Corren Unoentrecienmil ya es una realidad gracias al increíble empuje y apoyo social. Tras el esfuerzo de #abostonconmitre y #objetivo52, un grupo de investigadores españoles liderados por Alejandro Lucía, premio Nacional de Investigación de Medicina del Deporte 2016, estudiará durante los dos próximos años los beneficios de la práctica del deporte en la recuperación de un proceso oncológico infantil.

“Queremos realizar el mejor estudio integrador de cáncer infantil demostrando que el ejercicio mejora el sistema inmune”, apunta Alejandro Lucía, investigador senior de la Universidad Europea de Madrid, al explicar el proyecto de investigación.
Cada año se diagnostican en España más de 1.400 nuevos casos de cáncer infantil, las estadísticas reflejan que un 20% de los diagnosticados no lo superan y este estudio que se desarrollará en el Hospital Universitario Niño Jesus demostrará cómo la actividad física puede ayudar a curar mejor el cáncer pediátrico.

chequeMQCUECM

Cristina Mitre, impulsora de esta beca, no oculta su alegría: “Es muy emocionante poder entregar esta beca porque es fruto de un esfuerzo colectivo, de las aportaciones de mucha gente anónima que se ha sumado a nuestra causa, porque están convencidos de la importancia de la investigación. Pero esta carrera continua. El siguiente reto será poder llevar la actividad física a más hospitales y que cada vez más niños tengan la oportunidad de hacer ejercicio, como parte del tratamiento para ayudar a la curación del cáncer infantil. Con eso sueño. Esa es nuestra siguiente meta”.

El apoyo para este lanzamiento ha sido extraordinario. Más de 3.000 runners solidarios se sumaron a la iniciativa #abostonconmitre logrando 10.000€ con Runator, influencers y deportistas apoyaron a Cris en su reto que tuvo más de 4 millones de impactos en Twitter y 3.000 en Instagram. El remate solidario, en paralelo al Proyecto Corre, llegó con #Objetivo52: 30 deportistas de élite (Ruth Beitia, Sergio Llull, Ander Mirambell, Jose Luis Abajo ‘Pirri’, Jose Manuel Calderón, Aauri Bokesa, Teresa Portela, los Hermanos Hernangómez, Jonathan Maravilla Alonso o Kike Boned, entre muchos otros) difundiendo la iniciativa, 666 runners realizaron su aportación económica, se lograron 23.345€ en donaciones particulares, las pulseras Dime que me quieres, las mochilas de Zubi y las camisetas Mujeres que Corren de Runrabbit arrasaron, empresas como Olmar y TSK ejercieron de mecenas y otras como Gallery Room, Colef o Ticketmaster fueron un altavoz perfecto para la causa. En apenas un mes, con el broche final del estreno solidario en Valencia del documental Mujeres que Corren y una carrera 10k, se lograron un total de 46.173€. Increíble.

IMG_1869

“En España tenemos grandísimos investigadores, no hay más que ver la lista de ganadores de las diversas becas de Unoentrecienmil y basta con echar un vistazo al historial de Alejandro Lucía y de su magnífico equipo. Poder ayudar con Cristina Mitre, que ha acabado fundida entre Boston y Objetivo52, donde estuvo acompañada por Iván, a que este estudio vea la luz era algo que teníamos en mente y no hemos parado hasta lograr que así sea gracias al apoyo y compromiso de muchos pequeños grandes donantes, al esfuerzo de empresas y a la implicación de distintas personalidades del mundo del deporte que han hecho suya esta causa”, explica Jose Carnero, presidente y fundador de Unoentrecienmil.

A modo de resumen, Alejandro Lucía, da unas pinceladas del proyecto total que lidera junto a Carmen Fuiza y Manuel Ramírez Orellana: “Hemos encontrado resultados preliminares que sugieren que el ejercicio realizado por niños con cáncer, incluso en las fases más agresivas del tratamiento o durante el mismo proceso de trasplante de precursores hematopoyéticos, puede ser beneficioso para su sistema inmune. Sin duda este hecho merece un estudio más profundo puesto que el sistema inmune representa nuestro primer sistema de vigilancia y defensa contra tumores. Así, en este proyecto nos proponemos estudiar en profundidad como un programa de entrenamiento (incluyendo ejercicios de fuerza y aeróbicos) incide sobre la progresión del tumor (marcadores biológicos) y la respuesta inmune al mismo. Queremos estudiar si el ejercicio, como parece ser el caso en algunos tumores adultos, ayuda no sólo a soportar mejor el deterioro funcional asociado al cáncer infantil, que ya de por sí es algo de gran importancia, sino que ayuda, aunque sea solo en parte, a curar esta enfermedad. Esto añadiría aún más fuerza a la necesidad de incorporar esta herramienta, el ejercicio físico, como terapia coadyuvante en el tratamiento integral del cáncer infantil”.

MCQgimnasio
Go top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies